Noticias

A la mujer sin miedo

“Rapeadora de noche. Poetisa de día. Politóloga a ratos.” Así se describía en redes Gata Cattana, alter ego de Ana Isabel García, que nos dejaba hace menos de un mes. Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Granada, “La Gata”, aunaba en sus letras historia, literatura y filosofía. Con un deje flamenco en algunas de sus bases y en el cante, acompañado de referencias a la cultura popular y la jerga andaluza, nos decía:

“Nosotros venimos de Yerma, de Bernarda Alba, con los saquitos de tierra a la espalda, nuestros abuelos no saben leer, nosotros empeñaos en contarla, para todo el que no sepa leer que pueda bailarla, la historia se escribe con sangre, yo estaba pensando escribirla…” (Yerma– Gata Cattana y Vicente el Vizio).

El rap de Gata Cattana rompe el estereotipo de una industria musical sexista en la que a las mujeres se nos suele relatar como débiles o malvadas. De esta manera, se nos construye en el imaginario colectivo como musas o como el enemigo:

“La mujer, si no es prostituta es que es tonta, pero si es que no es ninguna de las dos, lo que sí es seguro es que es mala. Las mujeres no somos ni malévolas, ni malignas, no engendramos el demonio y tampoco somos santas porque nos santificamos cuando llegamos a ser madres. Las mujeres somos mujeres.” (Voz en off de la asambleísta ecuatoriana Rosana Alvarado en Lisistrata– Gata Cattana.)

Gata Cattana apuntaba que el rap no es más machista que otros estilos musicales como el heavy metal, el indie, o el rock: “Se habla siempre de machismo en el rap, pero no tanto del que hay en las pasteladas pop”. La rapera cordobesa revolucionó la escena del rap desde dentro, dejándonos un mensaje de empoderamiento femenino a través de la música: 

“Vale, que monten sus ministros festivales feministas contra la segregación, alimentando el tópico con discriminación positiva que es mentira, no es ninguna solución, yo hago lo que quiero bajo el “niña no andes sola”, mujer en toda regla, poetisa con mayúscula.” (Lisístrata- Gata Cattana).

Sus letras, a veces oscuras, otras más melódicas pero siempre profundamente valientes y críticas “que no daba todo masticado” nos enseñaron otra manera de hacer rap. Gata Cattana como heroína de ficción, Ana Sforza como poeta y Ana Isabel García como mujer valiente, nos ha dejado demasiado pronto: “pero la vida loca, qué rápido va todo.”

La ciudad de Granada le rinde su debido homenaje, a la rapera y poeta que representó a Granada en el Slam Poetry. La avenida Juan Pablo II, se ha cubierto con grafitis de artistas como Dedos, Mase, Julieta Guerra o El niño de las pinturas recordando a la artista.

Fotografías realizadas el 19 de marzo de 2017 en la Av. Juan Pablo II, Granada:

Primera.jpg

Autora: María Beas

segunda María.jpg

Autora: Laura Chez

laura.jpg

Autora: Laura Chez

Laura. 1       17580064_1298578990222090_1924400266_n

Autoras: María Beas y Laura Chez

17555385_1298516990228290_1924368212_n.jpg

Autora: María Beas

17555343_1298517170228272_218313152_n (1).jpg

Autora: Laura Chez

 

Acerca de María Beas Marín (2 Artículos)
«Las dudas de las tardes de domingo...»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: